Nintendo NES Classic Mini con Donkey Kong

donkey_kong nes mini

Nintendo era poco más que una pequeña empresa familiar dedicada a la fabricación de naipes cuando en 1977 lanzó su primera consola casera con el nombre de Color TV Game 6, (parecida a la NES) que contenía seis versiones diferentes del videojuego más deseado del momento, el Pong. No sería hasta 1979 cuando Nintendo alcanzó su primer éxito en el mundo de las máquinas recreativas con Radar Scope, un videojuego que tenía como referente al mítico Space Invaders y que gozó de un éxito considerable en Japón.

Al año siguiente Nintendo decidió lanzar Radar Scope en Estados Unidos y para ello envió 3000 unidades de estas recreativas a Norteamérica con la firme intención de repetir el éxito conseguido en el país del Sol Naciente, pero el videojuego fue ignorado por el público y Nintendo se encontró en una difícil situación: tenía 3000 máquinas que nadie quería y Nintendo América se hallaba al borde de la quiebra. Finalmente, el presidente de la compañía, por aquel entonces Hiroshi Yamauchi, decidió programar un nuevo videojuego que utilizase el hardware de Radar Scope para poder instalarlo en las recreativas que Nintendo América tenía en el almacén.

El encargado de tan difícil cometido fue un joven llamado Shigeru Miyamoto, que había participado en la creación de la recreativa. Nintendo tenía la intención de comprar los derechos de Popeye y utilizar sus personajes en el nuevo videojuego, por lo que este comenzó a ser diseñado teniendo en mente esos caracteres. Pero al final no hubo acuerdo con los propietarios de los derechos del marinero y los protagonistas de la aventura fueron rediseñados sin cambiar el estilo del juego.

Así fue como nació un gorila que Miyamoto bautizó como Donkey Kong y los otros dos personajes protagonistas, Pauline, la chica secuestrada, y un carpintero bigotudo llamado Jumpman cuya misión es la de esquivar barriles, subir escaleras y saltar bolas de fuego hasta alcanzar la posición en que se encuentra Pauline para rescatarla de las garras del temible gorila Donkey Kong. Todo ello a través de cuatro niveles diferentes y con escenas animadas que narraban lo que sucedía durante el desarrollo de la aventura.

Mientras que la música fue compuesta por el propio Miyamoto usando un teclado electrónico, el diseño de los personajes se vio limitado por la tecnología de la época: la sonrisa de Jumpman fue sustituida por un bigote, el pelo, que fue imposible de animar, fue cubierto por una gorra, y para marcar más los movimientos de los brazos se pintaron de azul las mangas y de blanco los guantes. A pesar del excelente resultado final a Nintendo America no le entusiasmó el nuevo juego: era demasiado diferente a lo que triunfaba por aquel entonces en los salones recreativos del país, pero tras cambiar de nombre a Jumpman por el de Mario, el juego fue lanzado al mercado en 1981.

Donkey Kong fue un gran éxito, y en junio de 1982 Nintendo había vendido 60 000 unidades y tenía unos beneficios de 140 millones de euros, todo ello en un solo año. Las continuaciones no tardaron en llegar, en la segunda de ellas encontramos a Mario, por primera y única vez, en el papel de villano.

Donkey Kong
Fecha de creación: 1981
Desarrollador: Nintendo
Distribuidor: Nintendo
Género: Gorilas y barriles
Plataforma: Arcade